El jamón y el chorizo, productos ibéricos de la más alta calidad

El jamón, el chorizo, el lomo, el salchichón, la paletilla, el morcón. Todos ellos son embutidos, un alimento del que siempre nos recomiendan no abusar y tomar con precaución. Pero, ¿sabías que los embutidos ibéricos tienen propiedades cardiosaludables y son ricos en vitaminas y minerales?

España es el único país del mundo en el que se obtiene la carne de los auténticos cerdos ibéricos. Un lugar en el que se aglutinan una serie de condiciones para que estos cerdos puedan vivir y ser criados de forma natural. De esta manera se obtiene una carne muy jugosa y que se caracteriza especialmente por un aroma y un matiz muy particular. 

La empresa Moniberic, con más de 40 años de experiencia en el sector, cuenta precisamente con una variada selección con los mejores jamones ibéricos del mercado. Además, dispone de otros productos como embutidos ibéricos, paletas, quesos y vinos. Un catálogo ideal para aquellos que quieran degustar lo mejor de la gastronomía ibérica. 

El jamón ibérico

Además de su excelente sabor y su aroma particular, el jamón ibérico posee propiedades beneficiosas para el corazón. Y es que, a pesar de lo que en un principio pueda parecer, sus ácidos grasos insaturados protegen el organismo frente a ciertas enfermedades cardiovasculares. De ahí que sea un alimento más que recomendado para su consumo. 

La carne del jamón ibérico es muy jugosa y sabrosa. Una de sus principales diferencias con respecto al jamón serrano es que el ibérico tiene un proceso de curación mayor. Un tiempo que puede oscilar entre los 24 y los 36 meses en función del tipo y la variedad de jamón ibérico con el que nos encontremos. 

El jamón de España es, sin duda, uno de los más preciados, ya que es en nuestro país donde únicamente se cría la variedad de cerdo ibérico. Es por esta razón por la que hay que confiar en tiendas especializadas como Moniberic para disfrutar del mejor jamón ibérico procedente de las principales denominaciones de Origen.  

El chorizo ibérico

El chorizo ibérico es un producto que se elabora principalmente a partir de las carnes magras del cerdo. Generalmente, suelen ser las partes del cerdo de mayor calidad y toma su sabor particular gracias a la condimentación que se lleva a cabo con diferentes especias, especialmente el pimentón. Tras este proceso, el chorizo ibérico se cuelga para iniciar el periodo de curación. 

Este último puede tener una duración de entre 3 y 5 meses, siempre tratando de conservarlos en un lugar fresco y seco. Las condiciones de la zona de curación del chorizo ibérico son muy importantes, ya que de ellas dependerá en buena medida que el chorizo tenga su sabor y su aroma característicos. 

No obstante, dependiendo del lugar de España en el que nos encontremos, podemos hallarnos con distintos tipos de chorizo ibérico. Por esta razón, cabe preguntarse ¿qué variedades de chorizo existen? Pueden ir desde el propio chorizo ibérico al tradicional, pasando por el de jabalí, pavo, ciervo u otros animales, amén de su variedad por motivos geográficos o por los ingredientes que lleva. 

No hay que olvidar tampoco que el chorizo ibérico posee una serie de beneficios para la salud. Por un lado, cuenta con un aporte importante de minerales como hierro, zinc, magnesio, calcio, fósforo y selenio. Este último es un mineral que genera antioxidantes que previenen la oxidación de las células. Además, cuenta con vitaminas B1 y B12 y lleva ácido oleico, lo que le confiere al chorizo ibérico propiedades cardiosaludables. 

Tanto el jamón como el chorizo ibéricos están entre los productos más destacados a nivel nacional e internacional por su gran aporte gastronómico, algo que traspasa fronteras. Sin ir más lejos, en algunos países extranjeros son dos alimentos que tienen un prestigio especial y se valoran en gran medida. Por algo se han convertido en destacados actores de la gastronomía española, siendo principales embajadores de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *