Llega la borrasca Miguel, una ciclogénesis explosiva más propia del invierno

Llega la borrasca Miguel, una ciclogénesis explosiva más propia del invierno

Por MDO/E.P.

Tras un principios de semana en el que los termómetros alcanzaron máximos, las temperaturas caen y llega desde este jueves la borrasca Miguel a la península. Si bien afectará más al norte y nordoeste, asimismo se va a dejar apreciar en la Comunidad de la capital española, donde podría aparecer la lluvia ya de noche.

Las temperaturas han bajado desde este miércoles hasta diez grados en comparación con los valores del martes, en una semana en la que los termómetros experimentarán «un vaivén progresivo» si bien lo más relevante va a ser la llegada este jueves de la borrasca ‘Miguel’, formada por un proceso de ciclogénesis explosiva, ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo.

En este sentido, ha indicado que la aparición de esta ciclogénesis es «más propia del invierno» con lo que «no es frecuente en esta temporada del año, más cerca del verano». «Es algo atípico«, ha reiterado. Además de esto, ha explicado que va a ser «una borrasca pequeña mas profunda», que va a dejar temporal de viento y marítimo.

Sobre su área de repercusión, ha indicado que se va a dejar apreciar primordialmente en el norte y nordoeste del país, donde va a dejar fuertes vientos y temporal marítimo, si bien asimismo se van a percibir sus consecuencias en la Comunidad de la villa de Madrid.

Se van a poder registrar ráfagas de hasta cien quilómetros a la hora (km/h) e inclusive ciento veinte km/h en Galicia, sobre todo en Pontevedra y A Coruña. Asimismo van a ser esenciales en León, Zamora o bien Salamanca, donde van a poder superar los ochenta km/h. En lo que se refiere al temporal marítimo, las olas alcanzarán los siete metros de altura, primordialmente en la costa gallega, donde los avisos por oleaje van a ser de nivel naranja, asimismo en la costa asturiana. En la zona marítima de altamar de Fisterra se espera viento de fuerza ocho a diez al tiempo que en las zonas ribereñas de Galicia y Asturias los vientos seguramente alcancen fuerza ocho a nueve. La borrasca asimismo va a dejar esenciales precipitaciones, sobre todo en Galicia, donde en A Coruña y Rías Baixas se van a poder llegar a amontonar los sesenta litros por metro cuadrado en doce horas.

Desde el soporte digital de información meteorológica eltiempo.es agregan que las lluvias van a ser más intensas en las horas centrales del día y se van a ir propagando al resto del Cantábrico y Castilla y León. Además de esto, van a poder darse asimismo en el oeste de Extremadura y de noche en Navarra y la Comunidad de la capital de España al tiempo que en el resto del país no se van a sentir sus efectos. «A fin de que se considere que una borrasca se ha formado por ciclogénesis explosiva la caída de presión en nuestras latitudes ha de ser del orden de dieciocho-veinte hPa en veinticuatro horas. Tanto el modelo europeo como el del servicio meteorológico británico Metoffice confirman estos datos. En todo caso, esta borrasca va a traer un cambio de tiempo esencial al norte peninsular este jueves», ha explicado la doctora en Físicas y meteoróloga de eltiempo.es, Mar Gómez.

Termómetros bajo lo común

Por otra parte, en el caso de las temperaturas registradas, Del Campo ha explicado que el descenso ha sido más acusado en La Rioja, Navarra y Aragón. De esta forma, ha puesto el ejemplo de Pamplona, donde este martes llegaron a los treinta y dos grados en frente de los dieciseis del miércoles. En el resto de la Península asimismo se ha producido una bajada de los termómetros si bien algo inferior, de hasta 6 grados en ciertos puntos. «Esto nos devuelve a valores propios de esta temporada del año o bien aun de la primavera», ha precisado.

En todo caso, ha avanzado que las temperaturas volverán a subir el jueves, «sobre todo en las zonas en las que el día de hoy ha bajado tanto, para regresar a bajar el viernes, subir el sábado y bajar un tanto el último día de la semana». En líneas generales, ha explicado que las temperaturas en el norte y nordoeste van a ser «más frescas de lo común» al tiempo que en el Mediterráneo van a ser «las frecuentes de la temporada». De este modo, por poner un ejemplo, en Murcia se pueden llegar a superar los treinta grados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *