Los amaños pasan a la historia del fútbol en España

La corrupción existe en un mundillo donde no se suele hablar claramente del tema.

Las apuestas de fútbol mueven mucho dinero y en el mundillo se sabe la relación directa que existe en muchos amaños con los temas de apuestas deportivas. Este tipo de acciones dañan mucho al deporte. Algunos en especial, como el fútbol, siguen viendo como cada cierto tiempo aparecen nuevos amaños o síntomas. Esto no es algo novedoso y viene de largo.

Una de las investigaciones más grandes de la Europol, descubrió 680 partidos sospechosos entre 2008 y 2011. Esta noticia es sorprendente, no porque los resultados sean muy sorprendentes, sino porque la gran cifra de partidos, puede significar que el fútbol está enfermo.

El amaño de partidos puede corroer la integridad de este deporte a todos los niveles. No hablamos solo de partidos amistosos de la liga coreana, o de la sudafricana. Algunos sucesos como el Calciopoli, que ocurrió en Italia son una muestra de cómo puede llegar esto a afectar a las ligas más importantes.

En la Operación Veto se han encontrado partidos de clasificación para el Mundial, partidos con sospechas de la Champions League y partidos de clasificación para competiciones europeas bastante sospechosos. En el continente europeo hay 380 partidos bajo sospecha y otros 150 en el resto del mundo.

Estos números son altos, pero puede solo ser una muestra de hasta donde llega el amaño de partidos. La Europol ha desvelado que encontró 11 millones de dólares en beneficios de organizaciones criminales. Existen declaraciones de ex directivos de seguridad de la FIFA que creen que la cifra verdadera sería de unas cien veces esa cantidad.

El sistema no da muestras de querer cambiar

Realmente todos sabemos que el comportamiento ilícito se produce gracias a un sistema, pero no por ello deja de ser triste que algo que nos ayuda a pasar el día a día también se manche. No todo el mundo tiene a la religión o la política como entretenimiento, muchos gustan del cine, la música o el deporte.

Esto quizás es lo más triste, ya que hay mucha gente que recurre al deporte, el cuál, en todos sus variantes parece susceptible de ser explotado por los que ya lo hacen en otros sectores de la sociedad. Cuando a uno le molesta la injusticia que ve a diario puede ver un partido de fútbol, donde las reglas son claras y meridianas y lo que sucede durante los noventa minutos tiene sentido y se puede ver a gente talentosa hacer cosas increíbles.

La situación parece que cada vez aumenta, aunque lo hace sigilosamente, sin hacer demasiado ruido. La realidad es que ni los partidos de la Champions League escapan a estas sospechas, por lo que tienes todo el derecho del mundo a ser escéptico cuando un partido se decide por el fallo de un jugador o del árbitro.

La historia parece que continúa, lo mismo da el Calciopoli, la Cremona, la Bundesliga en el año 2.005 o la Mafia del Silbato. Las apuestas mueven pasiones y no son pocos los que dicen que se vive el fútbol de una manera más apasionada. No solo importa tu equipo, puedes ver ya con otro interés, otros partidos, ligas o deportes que antes ni siquiera prestabas atención.

Esto no deja de ser la salsa de la vida, pero en el momento que se oye hablar de amaños en los deportes, uno no deja de ponerse triste al pensar que la suciedad de los bajos fondos de la sociedad llega a manchar algo tan bonito y que tiene unos valores tan buenos para todos como es el deporte.

Las soluciones como siempre, deben tomarlas desde arriba, aunque en algunos casos, parecen que ellos mismos, son los que menos ganas tienen de acabar con este espectáculo de mal gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *