Razas de perro más comunes en Madrid

3c18a841d65fce7d90e78b1711ca7faa.png

El perro es el mejor amigo del hombre pero no siempre son los hombres los mejores amigos del perro.

Que el perro es el mejor amigo del hombre no hay quién lo dude. Estos animales domésticos se han ganado el corazón de los seres humanos que cada vez son más sensibles a la función de los perros en el mundo, mientras en algunos lugares siguen siendo meros esclavos de los hombres, ya que por su fidelidad e inteligencia pueden desarrollar tareas como la de cuidar rebaños de ovejas o tirar de trineos entre otras muchas labores.

El primer Canis lupus familiaris, que es la denominación científica de los perros tal y como los conocemos ahora, era un lobo que fue domesticado y desde entonces, el hombre, ha tratado de efectuar cruces de razas para dar con las que se avinieran más a sus necesidades. Afortunadamente estas prácticas están desapareciendo y hemos aprendido a amar a los perros por como son independientemente de todas estas atribuciones que ciertas personas trataron de darles llevados por un interés. Hoy en día la venta de perros de raza ha bajado y ya es mayor el número de personas que prefieren adoptar a los que están en perreras para brindarles un nuevo hogar en el que ellos habrán de ser un miembro más, con distintos intereses pero con uno en común para todos muy fundamental, el de recibir amor, porque dar amor, los perros, saben hacerlo sin condición.

Esta fidelidad ciega puede dar paso a abusos por parte de aquellas personas perversas y de mala fe y ante ello, los demás solo tenemos un arma, denunciar estas situaciones si se es testigo de ellas, para preservar la dignidad e integridad de estos amigos vulnerables en manos de desaprensivos.

La inteligencia del perro se puede medir según su capacidad de aprender nuevas habilidades

Ante los perros, los humanos actuamos como somos y la relación que se establece es, como en todos los casos, una relación de poder donde el perro manifestará el amor desde la mayor pureza del mismo, algo que nos acostumbrar a desarmar y a darle en justa retribución el espacio que se merecen.

En la interacción con los humanos los perros son capaces de establecer una comunicación no verbal llena de significado y su inteligencia es imposible de medir en relación de otros parámetros, según los expertos que señalan que la inteligencia del perro se puede medir según su capacidad de aprender nuevas habilidades, mientras que la sensibilidad que demuestran sólo se puede parangonar con la misma sensibilidad humana y la de otros animales.

Como los humanos, la salud de los canes está relacionada con la alimentación y el tipo de vida que lleve, de modo que hay que respetarlos en este sentido. Los amantes de los animales en general y de los perros en particular quieren dejar de utilizar la palabra dueño al referirse a la relación entre humano y can, pero esta cuestión no la atiende la legislación, ya que hay que dar un nombre al humano que adquiere una responsabilidad civil en el mismo momento de adoptar a un perro por lo que pasa a ser el dueño del mismo.

Los niños y los ancianos, quizás porque se encuentran en fases de la vida de especial sensibilidad se benefician mucho de la amistad con los perros. Y es que estos pasan por nuestra vida dejando una huella muy especial, ya que los momentos vividos junto a un amigo canino pueden ser muy divertidos pero también estar llenos de una plenitud y un entendimiento difíciles de concretar en palabras que hacen de estas relaciones, una conexión especial y hasta necesaria.

Y es que el perro es el mejor amigo del hombre y el hombre ha de demostrar que está a la altura de la mayor de las expectativas, la de un amor incondicional. Y eso son palabras mayores para los humanos, que no para los propios perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *