Velilla de San Antonio, nuevamente en lucha contra los insectos

Velilla de San Antonio, nuevamente en lucha contra los insectos

Los vecinos de Velilla de San Antonio, nuevamente de pie de guerra. Con la llegada del calor, los habitantes de este ayuntamiento madrileño denuncian la molesta situación que llevan viviendo desde hace cerca de una década por culpa de la mosca negra. Una compleja convivencia que se ha complicado todavía más con la reciente llegada del mosquito tigre. Los velillenses han empezado una recogida de firmas para demandar soluciones a la Administración local.

Picaduras incesantes y grandes nubes de insectos es lo que deben soportar los vecinos del ayuntamiento madrileño de Velilla de San Antonio a lo largo de los meses más calurosos. Entre mayo y octubre, caminar al aire libre en el pueblo se transforma en una acción «imposible», conforme llevan denunciado desde hace unos años los vecinos, que han lanzado estos días una recogida de firmas en la plataforma Change.org para demandar una actuación eficiente a este respecto por la parte del Municipio.

El autor no es otro que la mosca negra, un insecto pequeño,con un cuerpo más voluminoso que el de un mosquito común, que ha encontrado en el río Jarama un sitio ideal para su cría. La purificación de las aguas, unida a una temperatura calurosa y a la presencia de un determinado género de alga en al cauce del río, hace que se den las condiciones perfectas a fin de que este molesto vecino vuelva cada verano a Velilla.

Y de esta manera, una década. Los lugareños ya no pueden más y se muestran «hartos» de lo que supone vivir en Velilla de San Antonio en estos meses. La enorme cantidad de insectos que se halla en las calles hace «verdaderamente molesto» caminar y las picaduras pueden, aun, llegar a ser peligrosas para ciertas personas, como pequeños o bien ancianos.

Los vecinos denuncian que desde el Municipio solo se ponen «parches» al inconveniente

Ingresos por picaduras y una actuación ineficaz

De esta forma lo cree el presidente de la Asociación de Vecinos de Velilla de San Antonio, Juan Pablo Ruiz, quien cuenta a Madridiario que, en años precedentes, se han dado casos de vecinos que debieron ser ingresados por las reacciones a las picaduras de estos insectos. “Incluso mismo estuve ingresado hace 5 años”, asegura.

Además, desde la asociación critican la dejadez del Municipio, que, conforme denuncian, solo comunica que no es posible fumigar en la zona de origen de la mosca negra por encontrarse en el ambiente otras especies que podrían verse perjudicadas. De este modo, tal como apunta Ruiz, solo se efectúan “parcheos” en aquellas áreas en las que se demanda una mayor presencia de este insecto. «Solo se logra que el insecto se traslade de una zona a otra y no solventa el inconveniente», apunta el representante de los vecinos.

El presidente de la asociación recuerda que hace unos un par de años se usaron murceguillos para intentar mitigar la situación, mas no se logró solventar el inconveniente. Por este motivo, ahora se ha lanzado esta solicitud en Internet, un intento de unir fuerzas y hacer estruendo que podría acompañarse en las próximas semanas demanifestaciones para demandar medidas eficaces, como adelanta Ruiz.

En exactamente la misma línea, la concejal de Vive Velilla, Olga Bueno, asegura que se ha «tirado el dinero» en medidas que, como el empleo de murceguillos, no han dado resultados, mientras que prosigue sin atajarse el inconveniente, para lo que a su juicio es preciso actuar sobre las lagunas que rodean el ayuntamiento. «Hace algunos días tuvimos tantos insectos que eran como nubes que se te metían en los ojos y en la boca», asegura. «Todos los años empeora», considera la concejal y apunta que «tampoco ayuda» que el ayuntamiento «esté sucio».

Pocos medios

No obstante, desde el Consistorio niegan que los inconvenientes que causa la mosca negra y otros insectos en Velilla sean tan críticos como denuncian desde la asociación vecinal. Conforme asegura el concejal de Sanidad y Medio Entorno, José Redondo, al Municipio no le constan casos de vecinos que hayan asistido al hospital con un cuadro de picaduras en los últimos meses, ni tampoco han sabido de habitantes que hayan debido ser ingresados por inconvenientes derivados de las picaduras.

Además de esto, Redondo defiende que se trata de un inconveniente que se ha trasladado a la Comunidad de la villa de Madrid y a la Confederación Hidrográfica del Tajo y recuerda que que no es posible efectuar una fumigación con ‘adulticidas’. Estos compuestos, concebidos para matar insectos en su etapa adulta, suponen un peligro para otras especies y para los propios ciudadanos, destaca el concejal.

“Siempre hemos tenido mosquitos y siempre y en toda circunstancia los vamos a tener”

Incluso de este modo, ha añadido que se hallan en un conjunto de municipios -al que pertenecen otros como el de Rivas, Arganda del Rey o bien San Fernando de Henares- que estudia la situación. Sin embargo, ha advertido que “siempre hemos tenido mosquitos y siempre y en todo momento los vamos a tener”, en referencia a las peculiaridades de cualquier localidad que se halle tan cercana a un río como el Jarama.

En lo referente a las actuaciones para combatir este fenómeno, Redondo apunta que actuar en el río con métodos que no dañen a otras especies sería la opción más congruente. No obstante, agrega que estas competencias se derivan a cada consistorio de la zona y asevera que Velilla no dispone de los medios técnicos y económicos suficientes para efectuar una operación de semejantes peculiaridades como sí ocurre en otros muncipios con un mayor presupuesto. Por esta razón, el concejal defiende que “no sirve que cada municipio deba hacer lo que pueda en todos y cada zona del río” en unas actuaciones que, a su juicio, deberían corresponder a la propia Comunidad.

El mosquito tigre, otro convidado no deseado

Aparte de estos inconvenientes, desde hace más o menos un par de años, la localidad ha vivido la llegada del mosquito tigre. Esta especie, que supone un riesgo por la posibilidad de trasmitir ciertas enfermedades, se ha puesto últimamente en el punto de atención del Municipio.

El mosquito tigre se da en zonas secas que se pueden empapar, como los platos de las macetas

Para esto, se ha creado un hoja de ruta a través de el control en las alcantarillas y rejas de la urbe. No obstante, se trata de una especie cuyas larvas se desarrollan en zonas secas que se pueden empapar, como los platos de las macetas que se pueden hallar en todos y cada casa.

De esta manera, el concejal apunta que se está efectuando una tarea de prevención para eludir la aparición de larvas en aguas atascadas y asimismo a través de el «aviso a los vecinos a fin de que alteren sus hábitos» y poder reducir los inconvenientes que causa uno de los 2 insectos que más preocupación causa en Velilla de San Antonio. Estas actuaciones, unidas a una serie de encuestas en las farmacias de la localidad para aquellos habitantes que hayan acudido con picaduras, pretenden servir de mecanismo de análisis para conocer qué zonas están más perjudicadas por cada especie y poder efectuar de esta forma un mejor control de estas plagas de insectos.

En todo caso, Jose Redondo ha asegurado que se presentará una partida presupuestaria a la Comunidad de la villa de Madrid por la parte de distintas formaciones políticas en unos meses. Esta partida, de quinientos euros, pretenderá que se aumenten los recursos para el control de plagas en los diferentes ayuntamientos de la zona.

La Comunidad fija las competencias en los municipios

Desde la Consejería de Medio Entorno de la Comunidad de la capital española, mientras, defienden que las competencias sobre esta clase de fenómenos recaen sobre los municipios de cada ayuntamiento. Por este motivo, la Comunidad solo actuaría, por medio de la consejería de Sanidad, en casos de peligro para la salud pública. Los vecinos de Velilla de San Antonio, mientras, prosiguen un año más sin ver solución cercana a este inconveniente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *